Entrevista a Rowena Moreno en Revista Electricidad: Los planes del Club de Innovación con Misión Cavendish para este año

Continuar con los seminarios en torno a este recurso energético es una de las iniciativas que realizará la entidad este año, donde también “se buscará apalancar mecanismos de financiamiento para aquellas soluciones con un alto potencial de implementación e impacto local”.

Misión Cavendish, la iniciativa que busca promover el desarrollo del hidrógeno verde en Chile, analizando el potencial y oportunidades de este recurso en el territorio nacional, tiene contemplado continuar este año con el ciclo de seminarios, según indica a ELECTRICIDAD,  Rowena Moreno, jefa de Estudios y Propuesta de Valor del Club de Innovación, y coordinadora de Misión Cavendish Tour.

La ejecutiva precia que la idea es contar “con un enfoque más técnico y fuertemente orientados a las distintas oportunidades que las distintas industrias tienen en regiones, con el objetivo de conectar proveedores, consultores, académicos de centros tecnológicos con aquellos que demanden dichas soluciones.

Iniciativas

¿Qué iniciativa desarrollará este año el Club de Innovación en materia de hidrógeno verde?

Después de evidenciar el enorme interés que hay en el desarrollo de una industria de hidrógeno verde, lo cual se vio reflejado con más de 3.000 asistentes en las distintas actividades que realizamos mediante Misión Cavendish Tour tanto en el norte, centro sur y en la patagonia chilena, creemos que ahora hay que trabajar en capitalizar dicho interés y transformarlo en líneas de acción concretas que permitan ir abriendo espacios de participación, discusión y por sobre todo, el desarrollo de pilotos enfocados a hacer de cada locación un polo industrial que materialice la oportunidad que representa el H2 verde en Chile.

Durante este año, desde el Club de Innovación seguiremos colaborando con H2 Chile, con quienes después de tres años de trabajo hemos forjado una relación de socios estratégicos muy importante. Como Equipo de Misión Cavendish, tenemos un horizonte claro que incluye distintas líneas de acción, las cuales esperamos poder lograr creando capital social y generando sinergias con los distintos actores que de alguna manera se verán impactados por esta potencial industria del H2 verde.

¿Qué medidas en concreto impulsarán?

En una primera etapa pretendemos hacernos cargo de la necesidad de informar a la ciudadanía y a aquellos profesionales o estudiantes interesados en conocer qué es y cual es la cadena de valor del hidrógeno verde, qué aplicaciones tiene y cómo su desarrollo podría impactarlos desde el punto de vista productivo, social y ambiental. Vemos que esto es particularmente sensible para las comunidades cercanas a los sitios donde se emplacen aquellos proyectos de generación o uso de H2 verde en Chile. Para cumplir este objetivo desarrollaremos un programa de sensibilización y difusión tecnológica dirigido a esta nueva audiencia, que incluirá un sitio web, cápsulas informativas, entre otros recursos.

En una segunda etapa, y según dos de los pilares que nos caracterizan en el Club de Innovación, correspondientes a la colaboración y co-creación de ideas y proyectos, pretendemos dar continuidad a los seminarios de Misión Cavendish, pero ahora con un enfoque más técnico y fuertemente orientados a las distintas oportunidades que las distintas industrias a nivel regional nos ofrecen en términos de aplicaciones de hidrógeno, buscando capturar y acompañar iniciativas que surjan dentro de este programa, con miras a conectar proveedores, consultores, académicos de centros tecnológicos con aquellos que demanden dichas soluciones, de esta manera articulando redes con los actores existentes.

En paralelo, también se buscará apalancar mecanismos de financiamiento para aquellas soluciones con un alto potencial de implementación e impacto local. Por lo mismo, en estos momentos nos encontramos trabajando con distintos gobiernos regionales y con otros actores estratégicos del ecosistema tanto nacional como internacional para lograrlo.

¿Qué le parece la designación de Eduardo Bitran como embajador de hidrógeno verde?
Estaremos colaborando con el Gobierno. Su designación como embajador de encadenamiento económico y pymes dentro del marco de la estrategia nacional de H2 verde en Chile creemos que viene a fortalecer las líneas de trabajo que hemos trazado para este 2021 considerando que una de sus aristas persigue promover pilotos y proyectos a nivel local, lo cual evidentemente repercutirá en el desarrollo industrial, tecnológico y productivo de las zonas donde estos se lleven a cabo.

¿Cómo evalúan el Programa de Mentorías de Misión Cavendish?

A la fecha, ocho son los proyectos actualmente asesorados por la red de mentores de Misión Cavendish, los cuales se encuentran principalmente en fase conceptual, donde algunos de ellos aún no tienen una localización de desarrollo clara.

Uno de ellos está orientado a la producción de combustibles de aviación sustentable (CAS) mediante bioconversión de dióxido de carbono e hidrógeno verde. Otro de los proyectos pretende generar hidrógeno mediante bioenergía obtenida de árboles vivos y un ofrecimiento para llevar a cabo un análisis de prefactibilidad sobre un proyecto de inversión de energía renovable que involucre la generación de hidrógeno.

¿Cómo interactúan estos proyectos con las macrozonas del país? 

Hay ciertos énfasis según las oportunidades que cada zona ofrece y que obviamente determinan la naturaleza del proyecto. Por ejemplo, en el norte tenemos uno enfocado a la obtención de H2 mediante energía geotérmica y otro a la producción de H2 Verde (100MW) a partir de fuentes renovables que busca reemplazar algunos combustibles que actualmente usan distintas industrias en la zona.

En el caso de la Patagonia, existen dos proyectos con localización en Puerto Williams y otro en Chile Chico que pretenden aprovechar los fuertes vientos que tiene esta zona. Por ende, el primero está abocado a la creación de un parque eólico para la producción de hidrógeno y conversión de H2 a electricidad (Power to Power) y de una central térmica en base a hidrógeno para proveer de agua caliente a la ciudad. Y, el segundo tiene por objetivo la instalación de una pequeña, pero escalable planta de generación de H2 verde de 3 MW a base de energía eólica. Finalmente, en el caso de la zona centro sur, tenemos un proyecto de una planta piloto generadora de amoniaco para el sector agroindustrial a partir de H2 obtenido mediante electrólisis y energía solar fotovoltaica.

Fuente: Revista Electricidad, 1 de febrero 2021

Compartir este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Suscríbete

Únete a nuestra comunidad de lectores y recibe todos los artículos y promociones que tenemos para ti.