Reportaje Mes de la Mujer: Por qué los espacios más diversos e inclusivos son espacios más innovadores

Durante todo el mes de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, y desde el Club de Innovación buscan visibilizar y relevar los beneficios que pueden adquirir las empresas, los directorios y equipos de trabajo cuando estos últimos son más diversos e inclusivos y complementan diferentes conocimientos y habilidades tanto de hombres y mujeres, de diferentes edades, culturas y disciplinas. 

Al respecto, Adriana Guerrero, gerenta general del Club de Innovación de Chile, expresó que, “tener diversificación e inclusión en los equipos de trabajo es muy importante no solo para lograr una mayor participación y representatividad de las mujeres en el mundo laboral -la cual actualmente está subrepresentada en base a la población nacional y mundial-, sino que además genera mayor perspectiva y capacidades complementarias entre los equipos para resolver desafíos de manera más eficiente, más creativa e incluso te permite pensar “fuera de la caja” yendo más allá de los estándares convencionales. Asimismo, el contar con más mujeres en áreas de innovación, y en general en espacios laborales, también nos permite romper estereotipos tanto en el modo de enfrentarse a los negocios y cómo desenvolverse en ellos. Por otro lado, contribuye de manera directa a la actividad económica del país y las organizaciones en las que se desarrollan”.

En la misma línea, la nueva líder del Club de Innovación quien asumió su cargo el mes de febrero, agregó que, para promover una mayor inclusión de mujeres en el ecosistema de innovación: “las empresas e instituciones pueden implementar cambios importantes desde su gobernanza, como por ejemplo, fomentando la incorporación y participación de más mujeres en puestos de liderazgos, tanto en jefaturas y directorios, como también en los procesos que involucran la resolución de problemas con equipos diversos. Es importante -agregó- tomar acciones concretas para abrir y fomentar los espacios de inclusión y con ellos flexibilizar las barreras de inserción laboral”.

Cómo ha sido la inclusión de mujeres desde las distintas industrias 

Para profundizar en esta temática, las lideresas de tres empresas socias del Club de Innovación, detallaron las acciones que cada una de estas organizaciones está realizando en las industrias vinculadas a Agua, Energía y Transferencia Tecnológica.

En esta línea, Sandra Gaete, directora de Personas, Organización, Cultura y Talento de Aguas Andinas, expresó que, “en Aguas Andinas, fomentamos la creatividad y la innovación mediante la promoción de equipos diversos e inclusivos, y con la generación de espacios colaborativos que facilitan el intercambio de ideas y buenas prácticas. Reconocemos que la diversidad de perspectivas y experiencias contribuye a la generación de enfoques innovadores con un impacto significativo (…) generando culturas colaborativas que impulsan procesos innovadores y relevantes”. 

Una mirada complementaria tiene Giselle Miranda, coordinadora de comercialización tecnológica de Hub APTA, quienes fomentan la innovación y la transferencia tecnológica en América Latina. “Tener equipos y espacios de trabajo inclusivos y diversos, en cuanto a género y áreas de conocimiento, también habla de ser consecuentes con nuestro trabajo en la resolución de problemas y en la generación de ideas, que releve las habilidades y competencias. Una metodología de trabajo diversa, es una forma de impulsar la creatividad y fomentar un entorno con valor social, que promueva la colaboración”, comentó Giselle. 

¿Qué acciones se están realizando para lograr espacios más diversos e inclusivos?

Desde Colbún, Belén Agelvis Olivero, ingeniera especialista senior de innovación, asegura que tienen metas concretas para abordar esta temática: “Estamos comprometidos con incrementar la presencia total de mujeres en un 25% al 2025, y a fomentar la inclusión y el desarrollo de las mujeres en áreas tradicionalmente masculinizadas, como la operación y el mantenimiento de las centrales”.

Al respecto, desarrollaron un grupo de Líderes de Innovación en las áreas funcionales, responsables de hacer innovación ‘descentralizada’ en cada una de sus gerencias”, donde se ha logrado un grupo diverso, con un 32% de participación de mujeres y donde participan personas con distintos grados de conocimiento, antigüedad y experiencia laboral. En estos espacios, agrega Belén, “se refleja la capacidad creativa y las diferencias en las innovaciones impulsadas por cada líder y sus equipos”.

La especialista de Colbún además es clara al asegurar que para lograr las metas de diversidad, hay acciones de fácil implementación pero muy relevantes que se pueden realizar en el día a día; “siempre buscamos incorporar a más mujeres en las reuniones, sobre todo las técnicas y operacionales, así como las de tecnologías, que siguen siendo ámbitos predominados por la presencia masculina, esperamos que eso vaya cambiando con el tiempo”. 

Desde Aguas Andinas también están desarrollando acciones concretas: “Desde el año 2018 que hemos implementado una Política de Diversidad e Inclusión, respaldada por equidad de género, diversidad cultural, inclusión de personas con discapacidad y diversidad sexual. Contamos con un Comité de Diversidad e Igualdad para asegurar la efectiva implementación de estos principios en todos los procesos y actividades de la compañía (…) y con un Comité de Innovación, con el cual buscamos contribuir al desarrollo de la innovación en la empresa”, explica Sandra Gaete, quien agrega que, para ellos tiene un gran valor la generación de proyectos innovadores con una alta orientación estratégica desde su creación (…) en este contexto, comenta, “resulta esencial cultivar la creatividad, la diversidad y, con ello, potenciar nuestra capacidad innovadora”. 

En la misma línea, la ejecutiva detalló que al interior de la empresa sanitaria están fuertemente priorizados los pilares de innovación, diversidad e inclusión “como elementos cruciales que nos proporcionan una ventaja competitiva en nuestro sector”, y para ello, “nos esforzamos por llevar a cabo una rigurosa gestión del talento”, donde aseguran que son parte clave los programas de mentoría y planes de sucesión para el abordaje de los desafíos futuros.

Cómo fomentamos que existan más investigadoras y emprendedoras

Desde Hub APTA abren otro interesante punto de reflexión, y comentan que en Chile “existen muy pocas mujeres investigadoras y emprendedoras”. En este punto, agregan que,  “identificamos que hay interés en el emprendimiento, pero la baja inversión sumada a la brecha de género permanecen presentes y generan un impacto que detiene el crecimiento y desarrollo equitativo, sobre todo en el mundo STEM”. 

En esta línea, el segundo “Estudio de Caracterización de Emprendimientos y Empresas de Base Científica Tecnológica en Chile (EBCT)”, publicado por el Ministerio de Ciencia, Conocimiento, Tecnología e Innovación en 2020, identificó que, en esta categoría de empresas, solo un 11% de los equipos son liderados por mujeres y solo un 9% logró inversiones por más de US$500.000 (versus un 42% hombres).

Para hacer frente a esta realidad, Giselle Miranda comenta que, “decidimos tomar acción y parte generando nuevos espacios que busquen reducir la brecha de género”, como el recientemente anunciado APTA Woman Power, programa que busca potenciar el liderazgo de investigadoras y emprendedoras de EBCTs, a través de la transferencia de capacitación, de herramientas y gestión activa en pro del cierre de brechas en habilidades necesarias para liderar I+D aplicada, tecnológica y comercial. Finalmente, agrega que, “realizar acciones concretas destinadas a mujeres, abren la puerta a un desarrollo sostenible”.

Compartir este post

Deja un comentario

Suscríbete

Únete a nuestra comunidad de lectores y recibe todos los artículos y promociones que tenemos para ti.