Tecnología Chilena y Club de Innovación inician Mesa de Trabajo para impulsar la adquisición de tecnología nacional

Las asociaciones gremiales tecnológicas AIE, Chiletec y ACTI, con el apoyo del Club de Innovación, dieron el vamos a la Mesa de Trabajo de “Tecnología Chilena”, encuentro multisectorial de diálogo para impulsar la tecnología nacional.

Durante la inauguración, Sebastián Pilasi, gerente general del Club de Innovación, explicó que “esta iniciativa nace por la necesidad de reflexionar sobre las barreras y oportunidades para lograr una mayor adquisición de tecnología chilena”. Asimismo, resaltó la importancia del trabajo conjunto que se está promoviendo en Tecnología Chilena, “donde la colaboración permitirá ir reduciendo las asimetrías de información”, agregó.

En la misma línea, Francisco Méndez, presidente de Chiletec, explicó que, “hasta hace dos años veíamos muy difícil el poder integrarnos, y no se veía una resolución desde el Estado, así que el 2021 dimos el paso y firmamos un acuerdo entre nosotros”, quien agregó que, “esperamos que, a medida que avancemos, se nos sumen más actores, aportando en esto que entendemos como un desafío país, donde las empresas han demostrado la capacidad de desarrollar tecnología y su capacidad de exportación, pero no necesariamente ha habido articulación”.

Thierry de Saint Pierre, presidente de ACTI, agregó que, “entre las tres asociaciones gremiales tecnológicas sumamos más de 300 empresas; quienes somos generadores de empleo sofisticado, y a su vez, demandamos constantemente nuevos profesionales, con un tremendo déficit de capital humano de más de diez mil profesionales, donde existe una gran oportunidad a nivel nacional, y que a su vez nos motiva a tener convenios con otros países”. 

Por su parte, Eduardo Cordero, presidente de la Asociación de Industria Eléctrica-Electrónica (AIE), dijo que, “necesitamos una industria tecnológica fuerte y competitiva, como principal factor de desarrollo”, para ello, “necesitamos que desde el Estado, la Academia y la Empresa sintamos el dolor que hoy existe, colaborar e impulsar colaborativamente un mayor desarrollo y una mayor inversión en I+D, en beneficio del país”. En la misma línea agregó que, “la capacidad de un país para participar en el comercio y en el crecimiento mundial depende de su capacidad para innovar en los ámbitos tecnológico, social y organizativo, donde en lo tecnológico estamos al debe total”. 

Contexto País y Apoyo Corfo

Uno de los invitados especiales de la sesión fue Eduardo Bitran, presidente del Club de Innovación, quien citó el informe económico de la OCDE (LEO OECD 2019), donde “se habla de las nuevas trampas que estaríamos cayendo los países en las vías de desarrollo. En el caso de Chile, agregó, enfrentamos la trampa de la productividad, ya llevamos más de 15 años de estancamiento de la productividad total de factores, derivada de baja innovación, escasa diversificación y sofisticación de la economía chilena, y para aumentar el crecimiento de largo plazo, debemos impulsar una transformación productiva de nuestra economía, incorporando atributos de sustentabilidad y las nuevas tecnologías que trae la aceleración de la transformación digital”.

En esa línea, expresó que, “a pesar de los diagnósticos de hace décadas, la insuficiente innovación tecnológica sigue siendo el gran talón de Aquiles de la economía chilena”, y agregó que, “el desarrollo de proveedores tecnológicos nacionales en torno a los sectores con ventajas comparativas requiere un esfuerzo conjunto de empresas, proveedores, Estado y academía, donde todavía existe una brecha importante en la orientación de la investigación de las universidades y las necesidades del sector productivo. Finalmente, llamó a “invertir en más desarrollo e innovación tecnológica y fortalecer la colaboración, para lo cual es fundamental generar mayor confianza entre los diferentes actores del ecosistema de innovación nacional”.

Otro de los invitados a la Mesa fue Claudio Maggi, gerente de Asuntos Corporativos de Corfo, quien expresó que “hoy es el momento para dar el salto que necesitamos”. Asimismo, agregó que, “desde la Corfo, una vez más estamos aquí, con las limitantes que puede tener la institucionalidad pública, pero con el interés de acompañar esta estrategia, ya que este escenario reconfigura muchas de las cadenas de valor existentes, donde hay que apostar fuertemente a las estrategias de internacionalización, y, sobre todo, en el desarrollo de estrategias conjuntas de colaboración”. 

Metodología 

Durante los meses de noviembre y diciembre, más de 25 personas participarán en esta Mesa, incluyendo representantes de la industria, academia, gobierno y proveedores tecnológicos. 

Sebastián Pilasi, del Club de Innovación, detalló que la metodología elegida para la Mesa fue la de Design Thinking, donde, en un principio los participantes trabajarán en tres grupos separados por sectores, para abordar y empatizar con los distintos factores que potencialmente afectan el desarrollo y la adquisición de tecnología desarrollada en territorio nacional. Posteriormente, los participantes avanzarán en la definición y priorización de los tres desafíos más relevantes, para continuar con el desarrollo de soluciones específicas y su respectivo plan de acción, en un espacio colaborativo y mixto donde se mezclan los distintos grupos. 

Entre los miembros participantes se encuentran; representantes del sector público (Ministerio de Ciencia, Conocimiento, Tecnología e Innovación, Corfo, ChileValora, ProChile); de la academia (AMTC de la Universidad de Chile, AC3E de Universidad Santa María, Universidad Adolfo Ibañez, Inacap, Duoc); de empresas (Antofagasta Minerals, Aguas Andinas, Enaex, IKA Empresas, Grupo Busso, Grupo Mathiesen); y múltiples proveedores tecnológicos, (Microsystems, Chiletec, AWS, Option, Asimov, Idemia, entre otros).

Compartir este post

Deja un comentario

10 − dos =

Suscríbete

Únete a nuestra comunidad de lectores y recibe todos los artículos y promociones que tenemos para ti.